lunes, 28 de septiembre de 2009



Teniendo en cuenta la importancia del rostro como identidad, el retrato es abordado, en esta propuesta pictórica, desde una perspectiva psicológica. La intención, como síntesis, es llegar a la interioridad del sujeto y descifrar su movimiento.

Se han utilizado registros fotográficos en la estructuración del dibujo base. Los modelos fotografiados son conocidos por la pintora, por tal razón conoce, en parte, la esencia psicológica del modelo. El referente fotográfico sirve para construir el retrato de una forma más práctica y real. Además, el uso las imágenes permite la construcción de un hecho narrativo en el tiempo, dada la secuencia de las mismas y su temporalidad.

Las fotografías se diluyen por medio del dibujo y alcanzan, gracias a la superposición de las mismas, una narración cinematográfica, pero de imagen fija. Con la intención de revelar esa esencia aparentemente invisible, transparente y espiritual. Lo que permitirá ahondar, explorar y exponer con mayor amplitud la personalidad y los distintos rostros del sujeto abordado.

El retrato se activa y la composición no se limita a los a los bordes del soporte: la obra misma busca continuar su propio movimiento desde la estaticidad y bidimensionalidad.

Se indaga en la movilidad de la figura en un espacio y tiempo determinado.










No hay comentarios:


Tal Cual. 26/08/10

El Universal-Viernes 27/08/10